¿Qué es la deuda financiera neta?

deuda financiera neta

En una situación de sobreendeudamiento es fundamental conocer nuestro pasivo, es decir, las deudas que tenemos frente a los recursos económicos de los que disponemos para saldarlas. En este artículo te explicamos qué es, cómo se calcula, la diferencia entre deuda financiera neta y deuda financiera bruta, y su utilización. ¡Vamos allá!

¿Qué es?

La deuda financiera neta es un índice que contabiliza la deuda con coste de una empresa. En otras palabras, se refiere a la cantidad que debemos pagar a quien nos concedió el dinero. De manera habitual, la deuda financiera se compone por los préstamos adquiridos y emisiones de deuda que conlleva una serie de intereses.

¿Cómo se calcula?

Entramos en materia. Para comprender un poco más este indicador, es necesario conocer cómo se calcula y qué podemos deducir del resultado.

El cálculo de la deuda financiera neta se realiza mediante la siguiente fórmula:

Deuda financiera neta = Deuda financiera – Activos financieros (efectivo y otros)

Se trata de sumar todas las deudas de la empresa tanto a corto como largo plazo y restarle el efectivo y otros activos que puedan convertirse fácilmente en dinero. Al hacer esta operación podemos obtener un resultado negativo o positivo.

Diferencia entre la deuda financiera neta y la deuda financiera bruta

Necesitamos distinguir entre deuda financiera neta y deuda financiera bruta. ¡Te explicamos!

Deuda financiera bruta: Cuantía total de la deuda.

Deuda financiera neta: Pasivo total que se debe en relación con el líquido y otros activos financieros.

Se recurre al término neta en lugar de bruta porque lo que se pretende es conocer y analizar el endeudamiento neto que tiene una compañía o autónomo. Dicho de otra forma, buscamos conocer qué parte de la deuda es responsable del desarrollo de las actividades profesionales, y para ello es necesario quitar el líquido y activos similares.

¿Para qué se utiliza?

Si necesitas conocer el concepto de este indicador es fundamental entender su utilización. Cómo te hemos dejado entrever, el cálculo de la deuda neta se realiza con el objetivo de conocer qué parte del desarrollo de una actividad profesional o empresarial se financia con deuda.

Normalmente, se trata de un indicador utilizado por las entidades bancarias y financieras para emitir financiación. El cálculo de la deuda financiera neta, permite analizar el compromiso de un deudor para cumplir con el reembolso y el pago de intereses mientras el crédito esté vigente.

¿Cómo se interpreta?

La interpretación de este indicador se hace a partir del cálculo de la misma. Se suman todas las deudas (pasivo) a corto y largo plazo y le restamos el ahorro en efectivo y otros activos que puedan convertirse en dinero en poco tiempo. Tras esta realizar esta fórmula se presentan dos únicos resultados a interpretar:

Deuda neta negativa: Finanzas firmes, activos superiores a la deuda.

Deuda neta positiva: Importe de deuda resultante al hacer frente a las obligaciones de pago con parte de los activos líquidos.

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento legal sobre la Ley de la Segunda Oportunidad ó ante un concurso de acreedores llámanos ahora.

× ¿Cómo puedo ayudarte?