¿Cómo enfrentar un concurso necesario de acreedores?

Concurso necesario de acreedores

Cuando las deudas se acumulan y la solución parece esquiva, la Ley de Segunda Oportunidad, que modifica la Ley Concursal, ofrece diversas alternativas para hacer frente a los acreedores. No obstante, si no tomas medidas proactivas, tus acreedores podrían tomar la iniciativa, solicitando un concurso necesario de acreedores.

¿Qué es un concurso necesario de acreedores?

Enfrentar una situación de insolvencia económica sin abordar las deudas pendientes puede conducir a verse inmerso en un concurso necesario de acreedores. Este procedimiento judicial puede ser iniciado por cualquier acreedor con el objetivo de recuperar sus créditos y evitar la inacción del deudor.

Cuatro supuestos para el concurso necesario de acreedores

Para que los acreedores soliciten la declaración de concurso necesario, la insolvencia económica del deudor debe ser actual. Esto implica el incumplimiento regular de las obligaciones de pago exigibles, basado en los siguientes supuestos:

Sobreseimiento general en el pago corriente: Cuando existe un incumplimiento generalizado de las obligaciones de pago, afectando a varios acreedores en lugar de uno solo.

Embargos sobre el patrimonio general: Cuando los acreedores han ejercido acciones individuales de reclamación, resultando en el embargo del patrimonio del deudor.

Alzamiento o liquidación apresurada de bienes: Por ejemplo, cambiar la titularidad de bienes a nombre de terceros o venderlos por debajo de su valor conocido, a sabiendas de las deudas.

Incumplimiento generalizado con entidades fiscales y laborales: Si no se cumplen las obligaciones con Hacienda, la Seguridad Social o los salarios durante los tres meses previos a la solicitud del concurso.

Ventajas para el Acreedor Solicitante del Concurso Necesario

La Ley Concursal ofrece incentivos para el acreedor que solicita el concurso necesario, incluyendo:

Costas judiciales a favor del acreedor: Si el Juez admite la declaración de concurso necesario, el deudor está obligado a cubrir los costos del procedimiento, incluyendo abogados y procuradores, considerados créditos prioritarios.

Crédito con privilegio especial: El crédito o deuda del acreedor solicitante se considera un crédito con privilegio especial, otorgándole prioridad en el proceso de pago.

¿Cómo Solicitar el Concurso Necesario de Acreedores?

Redacción de la Solicitud: La solicitud debe ser redactada por un abogado y firmada por este y el procurador representante del acreedor. El procurador necesita un poder especial, otorgado ante Notario o ante el Letrado de la Administración de Justicia.

Contenido de la Solicitud: La solicitud debe detallar el supuesto en el que se basa, el origen, naturaleza, importe, fecha de adquisición y vencimiento, así como la situación actual del préstamo. También deben expresarse los medios de prueba que el acreedor utilizará para respaldar los hechos.

Admisión de la Solicitud: Si el Juez admite la solicitud, dictará un Auto de declaración de concurso necesario, que se publicará en el BOE. En un plazo de un mes, los demás acreedores del deudor deben informar sobre la existencia de sus créditos.

Ante un concurso necesario de acreedores, es esencial comprender los supuestos que lo desencadenan y las ventajas que ofrece al acreedor. Además, contar con asesoramiento legal experto en la redacción de la solicitud es crucial para asegurar un proceso adecuado y justo.

Si tienes dudas o necesitas asesoramiento legal ante un concurso de acreedores llámanos ahora.